¿Cuáles son las diferencias entre una póliza de seguro y una fianza?

En cuanto a construcciones se refiere, es común confundirnos con el tipo de protección legal que se necesita para garantizar el cumplimiento del contrato.

Tanto las Pólizas de Fianzas como las Pólizas de Seguros, tienen características y funciones diferentes, sin embargo, ambas son igual de importantes tanto para las empresas como para las personas.

¿Para qué sirve una Póliza de Fianza?

Una Póliza de Fianza, se usa para garantizar el cumplimiento de las obligaciones pactadas, mismas que deben quedar plasmadas en el contrato principal. Por medio de este instrumento de garantía, el contratista asegura que el anticipo que le fue entregado para dar inicio a los trabajos, se usará correctamente (Fianza de Anticipo).

Por otro lado, con una Fianza de Cumplimiento, se garantiza la buena calidad de los productos y materiales empleados, así como el hecho de que los trabajos se realizarán dentro de los plazos pactados en el contrato principal.

¿Cómo funciona una Póliza de Seguro?

Por el contrario, las Pólizas de Seguros, tienen como propósito garantizar hechos y sucesos inciertos o futuros que puedan dañar leve o gravemente la construcción, por ejemplo un terremoto o sismo. En este caso, la Compañía Aseguradora cubriría los daños que presente el inmueble a consecuencia de dicho siniestro.

En qué actividades podrá ayudarte un Agente de Seguros

Un agente de seguros y fianzas es aquella persona que se encuentra autorizada por la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas para contratar servicios de protección personal, empresarial y financiera, y actúa como intermediario entre la compañía aseguradora y los clientes para contratar pólizas, mientras que garantiza cumplir con obligaciones de carácter económico en materia de fianzas.

En México, sus actividades están basadas en regulaciones como la Ley General de Instituciones y Sociedades Mutualistas o la Ley Federal de Instituciones de Fianzas.

Sigue leyendo