Guía rápida para ENTENDER los seguros

Muy probablemente sepas qué es un plan de pensiones, pero ¿conoces el significado del término “partícipe” o del concepto “derechos consolidados”? No es difícil de entender si se explica con un lenguaje sencillo, algo que no siempre se consigue.

El primero hace referencia simplemente al titular del plan de pensiones y el segundo habla de las aportaciones económicas que efectúas a tu plan de pensiones más la rentabilidad obtenida. Simple. Sigue leyendo

Seguros para todo millennial

Seguros para todo millennial

Las necesidades de los jóvenes han cambiado y las aseguradoras se adaptan a ellas. Protección para gadgets y bicicletas integran la nueva oferta.

Las necesidades de protección cambian de una generación a otra. Los millennials, a diferencia de los Baby Boomers y los X, tienen intereses y características de vida distintas que los motiva a buscar seguros más adecuados a su perfil.

Sigue leyendo

Si su aseguradora no paga a tiempo, usted debe ser indemnizado

Si su aseguradora no paga a tiempo, usted debe ser indemnizado

Cuando una entidad se atrasa con su obligación con el usuario, debe pagarle con intereses. Al igual que los bancos cobran intereses a sus clientes por pagos atrasados, hay veces en las que el usuario puede cobrarle un interés moratorio a las entidades financieras, y uno de los principales casos se da en el sector de los seguros.

Sigue leyendo

¿Qué seguro de vida te conviene?

¿Qué seguro de vida te conviene?

 

Existen muchas opciones de seguros de vida en México.

Por eso, antes de lanzarnos a comparar opciones, tratando de responder a la pregunta ¿Qué seguro de vida me recomiendan?, debemos analizar y conocer varias cuestiones.

Sigue leyendo

Si cambio de profesión ¿Debo avisarle a mi seguro de gastos médicos mayores?

Si cambio de profesión ¿Debo avisarle a mi seguro de gastos médicos mayores?

Los seguros de gastos médicos mayores, en México, calculan sus primas por medio de varios factores de riesgo. Entre estos factores se encuentran, entre otros, la edad y el género de la persona asegurada además de su ocupación. Esta última es un factor clave para calcular el riesgo. Es por ello que si cambias de profesión o de ocupación es importante que des aviso a tu aseguradora. Sobre todo si tu nueva ocupación representa un riesgo mayor que el original que sirvió para cobrarte la prima anual que hoy pagas por tu póliza de gastos médicos mayores.

Sigue leyendo

¿Es necesario informar de una nueva enfermedad al seguro de vida?

¿Es necesario informar de una nueva enfermedad al seguro de vida?

La cobertura principal y razón de ser del seguro de vida es el fallecimiento por cualquier causa del asegurado. Evidentemente, el riesgo de fallecimiento aumenta en función de diversas circunstancias que el asegurado debe comunicar a la compañía aseguradora, como son la edad, el género, enfermedades previas diagnosticadas antes de la contratación, profesión, deportes de riesgo… Todas estas circunstancias deben ser comunicadas a la aseguradora a través del cuestionario previo que realiza al cliente. Además, si alguna cuestión personal en la vida del asegurado cambia, aumentando o disminuyendo el riesgo, es necesario comunicarlo a la compañía. Si el riesgo disminuye el prima jugará a favor del asegurado, pero si el riesgo aumenta la prima lo hará en consecuencia.

Sigue leyendo

Insurtech llegará a los seguros médicos

Insurtech llegará a los seguros médicos

La implementación de la tecnología en el sector asegurador continúa avanzando y, para este año, las personas podrán ver la figura de la insurtech realmente implementada en las pólizas de seguros médicos, aseguró Jesús Hernández Camacho, CEO y fundador de la startup especializada en salud, WeeCompany.

Sigue leyendo

Prevenir para no lamentar, para eso son los seguros

seguros-beneficios

Cada día, cada hora, cada minuto, cada segundo, sin importar dónde estemos o qué estemos haciendo, convivimos con el riesgo. ¿El riesgo de qué? Pues prácticamente de lo que sea.

Para minimizar los riesgos de la vida debemos tener buenos hábitos y costumbres, y contar con diversos seguros por si acaso. Por ejemplo, si conducimos un vehículo motorizado hay que contar, por lo menos, con un seguro de responsabilidad civil. Lo mejor sería contar con una póliza de seguro amplia.

Sigue leyendo