Uso del cinturón de seguridad

Cinturon de seguridad

En los años 30 con la puesta en circulación de los aeronaves se inventó en cinturón de seguridad. El cinturón de seguridad tiene como objetivo el mantener dentro del vehículo a los pasajeros como los primeros aviones no tenían toldo el cinturón los retenía sí daban piruetas. Los primeros cinturones de seguridad eran de dos puntos, se sostenían en la cadera tal como actualmente sucede en los aviones y los autobuses.

En los autos se introdujo hasta 1956 por la compañía Ford mas no fue hasta 1959 que Volvo comenzó el equipamiento en serie en los vehículos.

Con el paso de los años, el avance de la tecnología gracias a los estudios de peritaje y la medicina los cinturones de seguridad se modernizaron y acompañaron de cabeceras en los asientos para complementar la estabilidad del pasajero.

Los cinturones de seguridad de los vehículos automotores regulares son de tres puntos de seguridad. Se denomina “cinturón de seguridad de tres puntos” por sus tres puntos de anclaje. El Primer Punto se localiza en el parante vertical del chasis es decir, en el arco que divide al auto o bien, en su fracción posterior, el arco más pequeño que delimite la parte trasera del mismo. El Segundo Punto se ubica  en la parte inferior del mismo parante y el Tercero  pasa por la cintura del conductor  y se sostiene, al abrocharse, del chasis.

Los tres puntos de seguridad del cinturón permiten a los pasajeros permanecer dentro del auto, el Primer Punto al bajar del hombro al punto tres evita que el cuerpo se proyecte hacia el frente y pueda tener lesiones en la espalda media. El Tercer y Segundo punto mantiene al sujeto en el asiento y evita la expulsión de éste del vehículo.

Naturalmente  las lesiones dentro de un accidente grave son inevitables mas pueden ser de menor gravedad si usamos el cinturón de seguridad de forma adecuada, es decir, no pasar cinturón bajo el brazo del primer punto, fingir abrocharlo, llevarlo sobre la barriga y no bajo de ella sobre las piernas.

Es necesario el verificar que ajuste a medida y no quede flojo o no se encuentre torcido para que pueda asegurar en el momento del frenado o impacto.

De ser muy molesto su uso pueden comprarse los aditamento que lo hacen más confortable sin disminuir su capacidad de seguridad.

Utilice el cinturón de seguridad, conserve su integridad física y la de sus acompañantes.

 

Fuente | ultra.com.mx

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *